V Femcine: Respire (Mélanie Laurent, 2014)

Respire-1280X640

Respire es el segundo largometraje de Mélanie Laurent (Shoshanna Dreyfus en Bastardos sin Gloria) el cual está basado en la novela Respira de Anne-Sophie Brasme.

Respire nos presenta una historia centrada en la claustrofobia emocional entre dos personas que tienen una relación intensa la cual finaliza en la destrucción de ambos personajes.

Charlie (Charlène) es una joven de 17 años que vive junto a sus padres, una pareja centrada en el ciclo de la violencia; su padre se va de casa, su madre llora, su padre vuelve a casa, su madre lo perdona. Ella es el personaje observador reteniendo toda la analogía de su familia llevándola a un desequilibrio emocional.

Charlie asiste a la escuela, tiene sus amigos, es aplicada, va a fiestas, etc. En este espacio se encuentra en su plenitud, hasta que llega una nueva compañera de clase: Sarah, que con su belleza y presencia cautiva a Charlène.

Damos inicio al desarrollo del film. La relación de estás dos amigas es intensa y hace que Charlie admiré sin lugar a dudas a Sarah viendo en ella su plenitud, sin necesitar nada más. La veracidad de esta amistad se observa en pequeñas escenas en las que observamos cómo se acrecienta la relación, por ejemplo: Cuando ambas se arreglan para ir a una fiesta, Sarah peina y pinta a su amiga; un segundo ejemplo es cuando hablan de la sexualidad de la protagonista en un bosque, siendo la primera vez que le cuenta a una persona que aún es virgen.                               Las imágenes del exterior son verdaderas fotografías, mi favorita es Charlène entrando al mar en un plano general.

Uno piensa en el transcurso de la narración que Charlie escoge a Sarah como su amiga; sin embargo, con el paso de los acontecimientos observamos fríamente que es al revés. Sarah elige a Charlie para quererla, entremeterse en su mundo familiar y escolar para aniquilarla lentamente.

La relación comienza a cambiar de repente: En un remolque ambas borrachas actúan una jugarreta, Sarah besa a Charlie y después le pega una bofetada. A partir de esta acción todo  empieza a desmoronarse entre los personajes, Sarah no le toma atención a Charlie, por ende en ella se inicia una obsesión hacía su amiga que se desarrolla a cabalidad cuando vuelven a la realidad. Acompañada de una escena de plano secuencia a Sarah en su trayecto hacia su casa la cual finaliza siendo un travelling, Charlène descubre que todo lo que está relacionado a su compañera de clase es una mentira.

Al saber Sarah que Charlie conoce su verdad, en ella se detona su personalidad destructiva hacía nuestra protagonista. No obstante, Charlène comienza con su psicopatía, guiándonos a un final inesperado que definitivamente te sorprende.

Respire es una película con un ambiente asfixiante, en el que la protagonista nos guía junto con su condición de asmática a su locura, incluyéndonos como testigos nos mira directamente a los ojos en un primer plano que nos dice sin palabras: Sí, he logrado respirar, pero me he destrozado.

Alethia San Martín.

Comentarista: 8/10

Respire. Directora: Mélanie Laurent. Guion: Mélanie Laurent, Julien Lambroschini (Novela: Anne-Sophie Brasme). Fotografía: Arnaud Potier. Reparto: Josephine Japy, Lou De Laage, Isabelle Carre, Rasha Bukvic, Carole Franck, Claire Keim. Duración: 90′. Francia, 2014

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Críticas, Festivales y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s