Algunos documentales (4): Life itself (Steve James, 2014)

roger-ebert1

Nací dentro de la película de mi vida… No recuerdo como llegué a la película, pero aún continúa entreteniéndome.  

Roger Ebert

Sin duda esta debe ser una de las críticas más difíciles que me ha tocado enfrentar, no tanto por la película o, en este caso, el documental al que me refiero, sino por el personaje en el cual está basado Life Itself, autobiografía del reconocido crítico de cine norteamericano Roger Ebert. La gran duda que surge es cómo abordar este documental, aunque existen dos posibles formas: desde la crítica propiamente formal o desde una perspectiva más personal. Finalmente, ese es el desafío de este análisis: tratar de transmitir lo emocionante que fue acercarnos a la vida de Roger Ebert.

El documental  se comienza a filmar cinco meses antes de la muerte de Ebert (2013) y se estructura en base al relato de distintos capítulos en primera persona de sus memorias, esto nos da una panorámica bastante completa de cómo se fue formando uno de los críticos más importantes de EE.UU. Quizás, en este sentido, lo anterior podría sonar algo cercano a lo literario en cuanto a que está basado en tales memorias, pero eso nos hace acercarnos aún más a la vida del crítico, cómo se fue formando como profesional y, lo más importante: cómo su pasión, de alguna forma, se transformó en el motor de su vida.

En este viaje personal podemos acercarnos a una época y a un mundo que hoy vemos a la distancia, a cómo Ebert se fue sumergiendo en el ámbito periodístico, cómo fue conformando el reparto de actores para lo que sería la película de su propia vida, cómo se creía una persona cosmopolita, cuando en ningún caso lo era. Las entrevistas que van sucediendo a gran parte del círculo de amigos de la época nos hace acercarnos y enterarnos de muchas de las anécdotas sobre él durante gran parte de su vida profesional, incluso cómo el alcoholismo lo llevó a decidir no volver a tomar un trago más en su vida, pero lo más importante es llegar a entender la personalidad del crítico, con todos los matices que puede significar esto.

Creo que después de ver la historia de la vida de Ebert es imposible no preguntarse: ¿cuál es la función del crítico? Creo que esta pregunta es la columna vertebral del documental, porque no basta con decir si un film es bueno o malo y, como dicen en el mismo, eso sería subestimar al público y minimizar lo que es un film, con las complejidades que podemos encontrar en muchos de ellos. La función del crítico tiene que ver con acercar el cine al público en general, enseñar a ver, exponer temas, dar visibilidad a películas que no son visibles para el público en general. Todas estas palabras se hacen más patentes en un público como el chileno que, en general, no entiende lo que lee y está a merced de una limitada cartelera cinematográfica.

La gran virtud de la crítica es, y fue la de Ebert también, saber descubrir cintas que muchas  veces pasan desapercibidas para el público en general. Un ejemplo interesante de lo anterior es el de la película titulada Who’s that knocking at my door? (1967) de un desconocido Martin Scorsese, donde el crítico tuvo por virtud descubrir a un joven director que, en sus propias palabras, podía convertirse en un gran realizador en unos diez años. En este aspecto, lo fundamental de su aporte fue descubrir muchos films que sin su mirada hubiesen pasado desapercibidos para el común de los espectadores y esa es, precisamente, una de las principales funciones del crítico: descubrir obras maestras donde nadie más las vio.

Un punto valioso del documental es que permite ver a Ebert durante los últimos meses de vida. En este sentido el documental no abusa de estas imágenes, todo lo contrario, podemos apreciar la entereza del crítico aunque su cuerpo se fue deteriorando poco a poco y cómo, desde el 2006, ya no pudo ni beber, ni comer, ni hablar. Finalmente, lo difícil de aceptar radica en que la vida está llena de ironías y la ironía en este caso es que el cáncer de Ebert lo privó de su gran talento, el que era poder hablar y comunicar lo que pensaba.

roger_ebert

En el fondo, lo que nos enseña Ebert, y lo más importante, aunque suene simple, es amar lo que hacemos, hacerlo con pasión cualquiera sea nuestra profesión. Ese fue el motor de su vida para luchar contra una enfermedad que lo destruyó poco a poco. Si nos dedicamos a esto es porque amamos ver películas, amamos la ficción y amamos poder transmitir lo que pensamos a otras personas.

Raúl Rojas Montalbán

Comentarista: 8/10

Life Itself. // País: Estados Unidos. // Año: 2014. // Duración: 115 min. // Dirección: Steve James // Música: Joshua Abrams // Fotografía: Dana Kupper // Reparto: Roger Ebert, Errol Morris, Werner Herzog, Martin Scorsese. // Productora: Kartemquin Films.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Críticas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s