Informe XXVII Ficviña (1): Solos, Dos disparos

Solos-de-Joanna-Lombardi-1

Dentro de la competencia de largometrajes que se realizó en el marco del Festival Internacional de Viña del Mar, enfocado en una muestra totalmente latinoamericana donde el film ganador fue  El patrón: radiografía de un crimen del director argentino Sebastián Schindel, quisiéramos destacar dos cintas que estuvieron en competencia: Solos (2014) de la directora peruana Joanna Lombardi y la argentina Dos Disparos (2014) de Martín Rejtman.

Solos nos sumerge en un viaje inconmensurable por la selva peruana donde cuatro amigos se embarcan en la odisea de llevar su película a ser exhibida en los más recónditos pueblos de Perú.

Uno de los primeros temas que asoma en Solos es la concepción de audiencia de película versus público; la idea de que muchas veces un film tiene que llegar a cierta cantidad de audiencia para que, de alguna manera, adquiera visibilidad. Debido a esto surge el cuestionamiento del por qué se hacen películas. ¿Nacen de la necesidad de expresar algo en particular o simplemente basta llegar a la mayor cantidad de audiencia posible? Durante el largo viaje, los cuatro amigos discuten sobre esta situación, más aún cuando en el viaje tampoco encuentran público para su película. Acá la espontaneidad de los personajes y los diálogos se hacen fundamentales y como espectador uno se siente parte de los mismos, manifestación de ello es el grado de improvisación, que denota una gran complicidad entre los actores.

Otra de las grandes virtudes del film y un rasgo que podemos ver en varias cintas que estuvieron en competencia es el ambiente donde se desarrollan. En el caso de Solos, la selva peruana pasa a ser un protagonista más en la travesía del grupo. Esa selva, de alguna forma, envuelve a los personajes en los pequeños pueblos que parecieran estar perdidos en el tiempo; algo así como los cuentos de Horacio Quiroga, donde muchas veces los lugares son  rondados por la muerte, como si esta fuera un sujeto más.

La espontaneidad de Solos no se enmarca simplemente desde la perspectiva de sus personajes, sino también en su forma cinematográfica, que bordea incluso el formato documental. El film se basa en el plano secuencia como principal herramienta de acercamiento, incluso la cámara se sumerge en la selva, casi mimetizándose con ella. Desde esta perspectiva, el trabajo de Joanna Lombardi es consecuente con el entorno donde se ambienta la película. Tanto cámara como actores y el trasfondo del film se funden en un todo que termina siendo consecuente con una mirada latinoamericana.

dosdis

Otra de las películas que pasaron por la competencia internacional de largometrajes fue la argentina Dos Disparos, donde una adolescente, después de darse dos disparos, increíblemente sobrevive. Desde ese punto se sucederán  pequeñas historias que se irán entrelazando hasta llegar nuevamente al mismo lugar donde comenzó todo.

El film de Rejtman se estructura desde  las casualidades de la vida, desde las simplicidades de esta; pequeños detalles que se van entrelazando para darnos un abanico de personajes que pasan sin ahondar en detalles y que tienen en común cierto humor negro, incluso riéndose de la misma muerte. Ese humor ronda en toda la película y, de alguna forma, alcanza para encantar desde una perspectiva poco común.

Lo que más podemos destacar en Dos Disparos es su tratamiento sencillo en cuanto a la concepción de lo cotidiano. Desde ahí surge un itinerario de pequeñas historias que parecieran ser cuentos cortos con un punto de partida en común, que se bifurca hasta, incluso, perderse en el mismo relato.

Buscando los puntos en común en los dos films nombrados, podemos hablar de cierta mirada que se hace consecuente con el tema que  tratan de abordar. Esa perspectiva, que se materializa en una puesta en escena austera y sin aspavientos, se plasma en una película como Solos, filmada en no más de dos semanas. Esa mirada se hace eco de las limitaciones que puede tener el cine latinoamericano versus, obviamente, un cine de industria, esa visión que se tiene del mundo y que se transforma en un punto de vista que se materializa en una independencia de cualquier otro cine y donde se trabajaba para conseguir una perspectiva absolutamente particular del mundo latinoamericano.

Raúl Rojas Montalbán

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Festivales y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s