El Clan (Pablo Trapero, 2015)

el-clan-trailer

El cine de Pablo Trapero siempre se caracterizó por ser un cine crudo y con personalidad; independiente del tema que abordara ya sea desde el punto de vista de la cámara o de la puesta en escena, iba siempre de frente sin guardar ningún tipo de recelo o miramiento. En este aspecto recuerdo Carancho (2010) como un filme que mostraba la crudeza de la calle desde la óptica de una enfermera de urgencia y un abogado sin escrúpulos.

El Clan sin duda generaba expectativas altas, teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente, sumado a lo atractivo que sonaba el argumento de la película, basada en hechos reales, donde una familia en apariencia normal, el tristemente célebre Clan Puccio, se dedicaba a secuestrar gente durante la década de los 80. Aquí la combinación sonaba perfecta: una historia cruel con mucho morbo y un director que se ha caracterizado por un cine particular.

La primera idea que se me viene a la mente después de ver El Clan es que de alguna forma Trapero de estandarizó, y de esto pueden surgir varias aseveraciones que van de la mano con la propia naturaleza de la cinta que llega con el eslogan de ser la película argentina que rompió todos los récords de taquilla. El producto en sí busca llegar a un gran número de público y eso se nota en la impecable factura del filme que dentro de este contexto puede ser comparada con algún thriller de David Fincher, pero he aquí la discordancia entre todo el trabajo anterior de Trapero y el tema del filme que genera una dicotomía y que causa una  gran decepción.

Por una parte tenemos a un director argentino que encantó con una estética propia, con un  rasgo crudo en su forma, donde muchas veces filmó la calle y la miseria de sus personajes, todo esto con una clara consecuencia de lo que podría ser el cine latinoamericano hoy en día. Desde esta perspectiva su último filme parece estar más cercano a los trabajos de Juan José Campanella que a los suyos propios, haciendo uso de una estética cuidada y pulcra que no tiene mucha relación con el propio tema de la película, que muestra con todas sus letras a un psicópata secuestrador, quien, para extremar el cuadro patológico, involucra a su familia en los crímenes perpetrados.

Dado el tema de la película las expectativas estaban en la forma que Trapero le podría dar imagen a un caso verídico que causó revuelo en Argentina, con su propio punto de vista, pero ahí es donde de alguna forma la película queda a medio camino y se mide en sus imágenes. Si tenemos entre manos una historia que con solo contarla nos puede sonar terrible y sórdida, por qué no construir una estética que sea consecuente con la historia. Esta es la debilidad de El Clan, que suaviza algo que no puede ser suavizado por la sola intención de llegar a un público quizá no acostumbrado a imágenes fuertes.

A211R6MU

Aun así la película funciona, sobre todo si entendemos que está enfocada para que llegue a un público general y que no necesariamente conoce o le interesa el trabajo anterior de Trapero. Otro elemento que propende al correcto funcionamiento es sin duda la actuación soberbia de Guillermo Francella, actor que se involucra a fondo como un psicópata que no reconoció ninguno de los crímenes sobre los cuales fue acusado. ¿No les suena parecido a Manuel Contreras? Cómo no, si el jefe del clan Puccio formó parte del servicio de inteligencia argentino durante la dictadura. Otro de los fuertes de la actuación de Francella es la maestría para dibujar la dinámica que establece respecto a su familia, una relación asimétrica de poder con cada uno de sus miembros, con una esposa que parecía justificar cada acto que su cónyuge cometía.

Al final podemos hablar de El clan como una película irregular, que no explota al máximo sus posibilidades temáticas y expresivas, una película que cumple pero que pudo haber llegado más lejos. Cabe preguntarse, ¿cuál es el camino que Trapero quiere tomar? Seguir haciendo un cine independiente o dar el gran paso a un cine de industria, tal es la gran pregunta que nos deja El clan y que Trapero nos podría dilucidar, a posteriori, con su siguiente cinta.

Raúl Rojas Montalbán

Nota 7/10. Título original: El clan // Año: 2015 // Duración: 110 min. // País: Argentina // Director: Pablo Trapero // Guión: Pablo Trapero // Música: Sebastián Escofet // Fotografía: Julián Apezteguia // Reparto: Guillermo Francella, Peter Lanzani, Inés Popovich, Gastón Cocchiarale, Giselle Motta, Franco Masini, Antonia Bengoechea, Gabo Correa // Productora: Coproducción Argentina-España; Kramer & Sigman Films, Matanza Cine, El Deseo, Telefé, Fox International Productions (FIP), INCAA, ICAA // Género: Thriller, basado en hechos reales, crimen, años 80,  secuestros, desapariciones.

Esta entrada fue publicada en Críticas, Estrenos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Clan (Pablo Trapero, 2015)

  1. carlito dijo:

    Trapero es uno de mis directores favoritos, pero desde su pelicula anterior, Elefante Blanco, ya mostraba lo que dice el crítico, una mirada suavizada y dirigida al gran público, donde cuenta más la factura técnica que el desafío estético. Parece que esto le pasa a muchos cinestas que cuando tienen una producción grande, con actores famosos (en aquella fue Darín), se vuelven más concientes del factor espectáculo. Será que los productores se imponen, porque cuando Trapero trabajó con menos recursos, e incluso cuando dirigió al mismísimo Kusturica, no se veía ese respeto formal. Saludos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s